Grimbergen Belgian Pale Ale
Grimbergen Belgian Pale Ale

Grimbergen, la cerveza belga de abadía con más de ocho siglos de historia, presenta la última incorporación a su familia: Grimbergen Belgian Pale Ale, una apuesta por el sabor de la tradición combinado con novedosas tendencias.

Y lo hace en un escenario sin igual: Grimbergen Place, el pop up que los amantes de la cerveza podrán visitar en Madrid desde hoy hasta el domingo 28 de abril.

Grimbergen Place es un espacio en el que vivir una experiencia cervecera con todos los sentidos. Un lugar fascinante y delimitado por aristas de luz donde el tiempo se posterga hasta perderse por completo.

Instalado en la calle San Vicente Ferrer 33 y abierto al público de forma gratuita en dos bloques (de viernes a domingo de 12:00h a 15:00h y de 17:00h a 22:00h), Grimbergen Place ofrece un viaje sensorial en un espacio diseñado para estimular cada uno de tus sentidos que invita a vivir un verdadero momento de recompensa sensorial con la nueva Belgian Pale Ale.

Compleja pero refrescante, hablamos de una cerveza en la que los aromas y la ligera amargura de sus lúpulos contribuyen a realzar las notas naturales de la levadura única de Grimbergen.

Te podría interesar…


Es una Pale Ale belga moderna, con sabores de frutas maduras y frescas. Dorada, brillante y con reflejos amarillos, combina a la perfección tres lúpulos: citra, centennial y simcoe.

Gracias a esta combinación, la cata de Grimbergen Belgian Pale Ale resulta más que atractiva al tener un aroma a cítricos tropicales con ciertas notas especiadas y florales que se complementan con los sabores dulces y afrutados de sus lúpulos. El resultado conlleva un cierto sabor amargo que la hace más interesante al paladar, y que realza las notas naturales de la levadura única de esta marca con más de ocho siglos de historia.

En definitiva, una cerveza creada pensando en evocar un auténtico momento de placer y desconexión, potenciada en Grimbergen Place por estímulos sensoriales a través del juego de luces, del maridaje que se ofrece en su quesería, o de la admiración del arte de vanguardia de Daniel Canogar.

El artista madrileño, cuyos trabajos se han expuesto en ciudades como Nueva York, Ginebra, Florencia, Ohio, Berlín y Estambul, expone Cannula, una obra que se proyecta sobre una superficie creando una imagen oleosa, producto de aplicar un efecto “líquido” sobre una serie de vídeos de YouTube con distintas temáticas, convirtiéndose así en una obra nueva, diferente y única para Grimbergen Place.

La experiencia Grimbergen Place permanecerá abierta al público hasta este domingo 28 de abril, y en los próximos meses llevará un momento de auténtica recompensa sensorial a Barcelona del 16 al 19 de mayo, y a Oviedo de 6 al 9 de junio.

 

Comunicado de Prensa

 

Recomendamos

 

Contenido Relacionado

Comentar