Flamencos rosa
Flamencos rosa

La Junta de Andalucía y la empresa Heineken han conseguido restituir mil millones de litros de agua mediante actuaciones desarrolladas en cuatro humedales andaluces, situados en la puerta de entrada a Doñana, dos en la provincia de Sevilla y otros dos en la de Huelva.

La finalización del Proyecto Doñana, financiado con 300.000 euros por parte de la multinacional cervecera, que se comprometió a devolver a la sociedad el mismo volumen de agua que necesita para elaborar su cerveza, incrementará la biodiversidad y la salvación de numerosas especies en peligro de extinción, como el lince, varios tipos de aves rapaces, la focha moruna o la cerceta pardilla.

La empresa devuelve con este proyecto el mismo volumen de agua que necesita para elaborar su bebida

La última actuación se ha desarrollado en la laguna de la Dehesa de Abajo, en el término municipal de La Puebla del Río, unas obras que permitirán captar aguas fluviales con más precisión, por lo que se podrá “regular” con más efectividad los periodos de sequía estacionales, de forma que siempre se pueda conservar una lámina de agua con la profundidad suficiente para la alimentación de flamencos y otras aves. Se ha mejorado la fortaleza y calidad del suelo, aumentando su capacidad de infiltración y su productividad, con una menor erosión.

La Dehesa de Abajo ha recuperado 747 millones de litros de agua, lo que supone casi el 75% del volumen de las cuatro actuaciones del Proyecto Doñana, diversificado en otras tres lagunas más: 243 millones de litros de la laguna de San Lázaro, en Villamanrique de la Condesa (Sevilla); 56 millones de la laguna de Las Pardillas y 14 millones de la laguna del Lince, ambas en Hinojos (Huelva).

Con algo más de 600 hectáreas, la Dehesa está en la zona de contacto de los pinares del Aljarafe sevillano y las marismas del Guadalquivir y alberga la mayor colonia de cigüeñas blancas de Europa con más de 400 nidos, ochenta nidos de milanos negros y una de las más importantes colonias de abejarucos.

El flamenco rosa no cría aquí, lo hace en las marismas del Odiel (Huelva) y en la laguna de Fuente de Piedra (Málaga), pero viene a alimentarse a la Dehesa de Abajo, por lo que cada día miles de flamencos recorren 400 kilómetros y dan vida a un espectáculo irrepetible cuando llegan, con los primeros rayos de sol, y se marchan, al anochecer.

En su paisaje destaca una laguna estacional conocida como La Rianzuela y dos observatorios de aves que anualmente reúnen a más de 3.000 ornitólogos, profesionales y aficionados al avistamiento de aves.

“La cerveza es agua en un 95%, por eso nos sentimos especialmente responsables y nuestro compromiso con la protección de las fuentes de agua va más allá”, señala Manuel Tarancón, director de Relaciones Corporativas y Legales de Heineken España. Para el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Fiscal, “se trata de un magnífico ejemplo de colaboración público-privada y una forma de animar a otras empresas a que se impliquen en acciones que mejoren el medio ambiente”.

 

www.lavanguardia.com

 

 

Escribe un Comentario