El resultado es claro y es que 9 de cada 10 cerveceras artesanales españolas asegura que la actual espiral inflacionaria de los precios en la economía está afectando de forma virulenta a su negocio.

Cerveza artesanal

Así, un 57,7% afirma que la situación está poniendo en peligro su viabilidad, mientras que un 38,5% cree que le está afectando «mucho».

Es el dato extraído de la Encuesta realizada por AECAI (Asociación Española de Cerveceros Artesanos Independientes) entre sus asociados, cuyas respuestas reflejan un incremento de los costes de producción en sus fábricas de un 37,18% de media.

Javier Donate, presidente de AECAI asegura:

Es un porcentaje de incremento de costes en la elaboración de la cerveza tremendo. Y es que la industria cervecera en general y la artesana en particular es, sin duda, uno de los sectores más afectados porque nos toca todo, con grandes incrementos en los costes de energía (luz y gas), del CO2, del cereal, del lúpulo, del transporte, de los envases de aluminio, vidrio, cartón o plástico, productos de limpieza. Todo se nos ha incrementado de forma notable.

El incremento de la electricidad y otros gastos

Más allá de ese incremento medio de costes, la encuesta de AECAI refleja que algunos conceptos específicos se han disparado con valores mucho mayores.

Es el caso de la electricidad, que, según la respuesta de las 26 microcerveceras artesanales que han participado en esta encuesta, se ha encarecido en el último año un 158,8 % de media en su producción. Es decir, bastante más del doble.

Otros costes concretos y habituales que se han incrementado en las fábricas de cerveza artesana según la encuesta de AECAI arrojarían una subida media de un 10,4% en el agua; un 44,29% en materias primas y un 34,2% en transporte.

Problemas de suministro

 Durante los meses pasados, y en este contexto inflacionario y de la guerra de Ucrania, casi 3 de cada 4 cerveceras (el 73,1%) habría registrado algún problema con los suministros habituales.

Según la respuesta de las cerveceras participantes en esta encuesta, estos problemas han sido especialmente acuciantes en el suministro de envases como botellas y barriles, aunque muchas de ellas también han tenido dificultades para acceder a algunas materias primas con normalidad.

Incremento de precios

 En este contexto, la consulta realizada por AECAI entre las cerveceras refleja que la mayoría ha tenido que revisar al alza el precio de sus cervezas como producto final.

Así, el 88% ha procedido a incrementar los precios del producto de venta final; la mayoría, el 76%, entre un 5 y un 15%. Solo un 12% no habría variado los precios o incluso los habría reducido.

Javier Donate señala:

En cualquier caso, los cerveceros artesanos no podemos repercutir el incremento de los precios en nuestra cerveza al mismo ritmo, ni de lejos, que el de los costes reales, lo que nos deja en una situación complicada teniendo en cuenta que la cerveza no es producto de primera necesidad.

El presidente de los cerveceros artesanos asegura

Una vez más, tenemos que afrontar esta situación con creatividad y redoble de esfuerzo, aunque solicitamos a las administraciones que tengan en cuenta nuestra situación excepcional, puesto que, además, venimos de una macrocrisis como fue la de la pandemia que cerró la hostelería durante mucho tiempo, que es fundamental para la industria cervecera, también para los artesanos.

Otras medidas excepcionales

 Ante esta espiral inflacionaria las cerveceras artesanales han optado en la mayoría de los casos por adoptar otras medidas excepcionales al margen de la subida de precios, entre las que destacan (y según los datos extraídos de la encuesta):

  • El 65,4% ha puesto en marcha medidas de ahorro excepcionales.
  • El 53,8% ha buscado otras vías de ingresos diversificando el negocio.
  • El 34,6% se ha visto obligado a hacer ajustes de plantilla.

Ayudas de administraciones

 La gran mayoría de las cerveceras no ha solicitado o recibido ayudas específicas por esta inflación de las administraciones; de hecho, una gran parte de la mismas indica que no existen o no conocen ayudas directas por este motivo.

Por otro lado, más de la mitad, el 53,8%, había ya solicitado en el momento de realización de la encuesta la actual ayuda del KIT Digital, encaminada a propiciar una mayor madurez y profundización de soluciones digitales entre las pymes españolas, mientras que otro 26,9% lo estaba valorando solicitar.

Recomendamos

Te Podría Interesar


Escribe un Comentario