Desde que estalló en la escena cervecera en 2010, Evil Twin se ha establecido como una fuerte exponente del mundo de las cervecerías pequeñas e independientes. Su fundador, Jeppe Jarnit-Bjergsø trajo su marca desde Dinamarca a Nueva York en 2012 y un año después ya inauguraba el aclamado bar Tørst.

Ahora, después de seis años operación de Evil Twin como cervecería gitana – una marca que contrata a otras cervecerías para elaborar su cerveza, en lugar de poseer su propia planta de elaboración propia – Jarnit-Bjergsø planea nuevamente agitar la escena cervecera de la ciudad. A principios del 2017, Evil Twin abrirá su propia cervecería en el 1616 George Street de Ridgewood.

Su nuevo hogar será en una antigua sala de banquetes con 10.000 pies cuadrados de espacio de producción, lo suficiente como para elaborar de 5.000 a 8.000 barriles de cerveza. «Este es un lugar en el que podremos jugar, experimentar, preparar lotes de una sola vez», dice Jarnit-Bjergsø, que también señala que profundizara su trabajo en restaurantes como Mission Chinese Food, the NoMad y Blanca con quienes a menudo colabora. «Nos dimos cuenta que para ser reconocidos como una verdadera cervecería de Nueva York, este era el siguiente paso que teníamos que tomar.»

Lo que Jarnit-Bjergsø realmente quiere, sin embargo, es que la cervecería sea también un lugar donde consumir cerveza y para ellos convertirá el patio del edificio en un bar de 4.000 pies cuadrados. Habrá entre 10 y 20 grifos con todas sus cervezas, así como ediciones especiales y recarga de growler.

 

www.grubstreet.com

 

Contenido Relacionado

Escribe un Comentario