Arriaca nuevas latas sleek

La cervecera artesana Arriaca ha iniciado un proceso de rebranding de su imagen corporativa con el objetivo de propiciar una modernización del conjunto de elementos que identifican a la marca y una evolución hacia las tendencias actuales del sector.

Este rediseño de la identidad forma parte del plan estratégico integral que la marca abordará en los próximos meses en el contexto de la celebración de su 10º aniversario “y que irá mucho más allá de la modificación de nuestra imagen corporativa”, ha señalado el CEO de Arriaca, Jesús León.

Vamos a poner en marcha nuevos desarrollos en los que venimos trabajando desde hace tiempo pensando en alcanzar una mayor productividad bajo criterios ecosostenibles que nos permitan seguir posicionando nuestra marca en el mercado local, nacional e incluso internacional.

El CEO de Arriaca asegura:

2023 ha sido un año donde se ha visto un ligero repunte de la cerveza artesana después del bache para el sector cervecero que supuso la pandemia y el impacto posterior marcado por la crisis del alza inflacionaria de los precios.

Nueva imagen, misma filosofía

Este rebranding se aborda, no obstante, con la intención de “mantener la filosofía con la que nació Arriaca: minimalismo, sencillez y uniformidad de nuestra imagen de marca”, asegura, por su parte, Roberto León, responsable de Ingeniería Técnica de la cervecera. “Todo ello, si cabe, con mayor intensidad ahora”.

Es algo que ya hemos comenzado a hacer y que iremos implementando en toda nuestra imagen de marca, desde nuestro logotipo a todos nuestros envases y elementos de packaging, en un proceso que será progresivo y paulatino a lo largo de las próximas semanas y los próximos meses.

El cambio de imagen comienza en el propio logotipo de Arriaca, “donde se aborda una modernización lógica sin que haya un cambio radical.

Las etiquetas de los envases serán prácticamente iguales tanto en el formato lata como en la botella, consiguiendo una unicidad de marca.

Con una intención cuasi minimalista y de la búsqueda extrema de la sencillez, las etiquetas sólo contienen la información estrictamente necesaria y reducen considerablemente su tamaño.

Con prácticamente la mitad de la superficie respecto a la anterior etiqueta, y siguiendo criterios de ecodiseño, ahora generamos el doble de impacto, porque ampliamos la superficie de color; de hecho, el cuerpo de la etiqueta es básicamente eso, color, que se identifica, cada uno de ellos y siguiendo nuestra filosofía de inicio, con un estilo concreto: el amarillo para la cerveza Lager, el verde lúpulo para la IPA, el rojo con la Imperial Red IPA, etcétera”, señala Roberto León. Además, estas etiquetas contarán con relieves que aporten distinción y también son atractivas al tacto.

El minimalismo de las etiquetas se complementa con la presencia de un código QR donde se amplía la información en formato digital para quien lo desee y donde poder conocer las características de cada cerveza, los maridajes gastronómicos recomendados, los premios y galardones que ha recibido y otros datos de utilidad para el consumidor.

En este criterio de sostenibilidad, Arriaca seguirá utilizando para las latas el four pack de cerveza, una solución de packaging que se coloca en la parte superior del envase y que permite agrupar, proteger y facilitar el transporte de las latas.

El material de este four pack, con el que viene trabajando Arriaca desde hace años, es 100% reciclado, es reutilizable y es totalmente reciclable.

Con eso, además, se evita el uso de anillas de plástico, que acaban frecuentemente en los mares y océanos.

Envases: llega la lata ‘sleek’ a Arriaca

Uno de los cambios más visibles en este rebranding de Arriaca será la sustitución de la lata estándar de 33 centilitros por otra tipo sleek, con la misma capacidad pero más estilizada, más alta y delgada.

La lata sleek nos aporta mayor superficie de negro, lo que permite aumentar la presencia de color en la etiqueta para generar más impacto visual y, por otro lado, este formato otorga una imagen más premium.

Señala además:

Es una mejora de la productividad, pues con el mismo diámetro, con la misma tapa, podemos trabajar en muchos formatos, de 200, de 250, de 355 centilitros… algo que no ocurría con la lata estándar. De esta forma, no hay que hacer modificaciones de diámetro en la línea de envasado y nos hace más productivos en Arriaca Copacker a la hora de envasar cerveza o cualquier otro tipo de bebida fermentada.

Recomendamos

 

Escribe un Comentario