Candide, DXV y Febris
Candide, DXV y Febris

Se trata de la primera cervecería de la abadía de Suiza, la iglesia más antigua de Occidente habitada de forma permanente y que fue fundada en el año 515 por Segismundo, rey burgundo

Su amplia colección de orfebrería da muestra de la riqueza que alguna vez acumuló en el pasado y de la importancia que tuvo de la abadía.

St-Maurice fue el lugar celta de Acauno, más tarde un puesto de aduanas romano. Después del martirio de un capitán legionario romano a finales del siglo III se transformó un lugar de peregrinaje en la «Via Francigena» que unía Roma con Canterbury.

La abadía no pertenece a ninguna diócesis y goza de la condición de abadía territorial, es decir, el abad ejerce su propia jurisdicción sobre los clérigos asociados con el monasterio.

El abad de Saint-Maurice es también el jefe de la Congregación de Canónigos Agustinos del mismo nombre y miembro de la Conferencia Episcopal Suiza.

Ahora, el monasterio agustino de Valais también se convertirá en un centro de peregrinación para los amantes de la cerveza.

La abadía quería crear un proyecto único y crear cervezas con un toque de originalidad. La oferta consta de tres cervezas: una cerveza de monasterio, una cerveza de trigo y una cerveza ámbar.

La Cervecería utiliza levaduras personalizadas de un pergamino de la Abadía que data de 1319 para su cerveza blanca; una empresa emergente de la Universidad de Lausana ha recolectado cepas de levadura de la propia Abadía, que le dan a la cerveza su sabor único y auténtico.

Más de 600.000 botellas al año se producirán en la antigua bodega de la abadía, un edificio histórico de 1244. Están ahora en el mercado tres variedades: «Candide», que lleva el nombre del homónimo de la abadía Maurice. «DXV» significa 515 en números romanos, el año en que se fundó la abadía en honor a Saint-Maurice. «Febris» significa fiebre en latín y se refiere al incendio de la abadía de 1693.

La inversión de la Cervecería de la Abadía de Saint-Maurice asciende a poco menos de 1 millón de francos. Producto de la pasión, la cerveza de Saint-Maurice es también una necesidad económica para la abadía, que se enfrenta a una delicada situación financiera.

www.vinosycaminos.com

Contenido Relacionado

Escribe un Comentario