La cervecería holandesa señaló en un comunicado que había obtenido las aprobaciones necesarias para vender sus operaciones en Rusia a Arnest Group, completando así un proceso de retirada que inició en marzo de 2022.

El Grupo Arnest posee una importante empresa de envasado de latas y es el mayor fabricante ruso de cosméticos, artículos para el hogar y envases metálicos para el sector de bienes de consumo de rápido movimiento.

Heineken transferirá a los nuevos propietarios todos los activos, incluidas siete cervecerías en Rusia, mientras que la producción de Amstel “se eliminará gradualmente en un plazo de seis meses”, señaló la compañía, que ya había retirado la marca Heineken de Rusia en 2022.

El CEO de Heineken, Dolf van den Brink, señaló:

Los recientes acontecimientos demuestran los importantes desafíos a los que se enfrentan las grandes empresas fabricantes para salir de Rusia. Aunque ha llevado mucho más tiempo del que esperábamos, esta transacción asegura el sustento de nuestros empleados y nos permite salir del país de forma responsable.

La cervecera espera incurrir en una pérdida total de 300 millones de euros (US$ 323 millones) por la operación.

Cuando Moscú lanzó su invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022, fueron muchas las empresas multinacionales que abandonaron Rusia o anunciaron planes para hacerlo.
Pero en los últimos 18 meses, el Kremlin ha dificultado cada vez más que las empresas occidentales vendan sus activos rusos.

Además, ahora les obliga a pagar una fuerte tasa al gobierno ruso por dichas ventas. En marzo, Heineken dijo que había decidido «hacer todo lo posible» para evitar que sus negocios rusos fueran nacionalizados, al tiempo que abandonaba el país «lo antes posible».

En primer lugar, no creemos que el Estado ruso o las personas más cercanas a él tengan en cuenta los mejores intereses de nuestra gente. En segundo lugar, nos incomoda que el Estado ruso se beneficie de la apropiación forzosa de importantes activos empresariales.

Arnest Group, que fabrica cosméticos, artículos para el hogar y envases metálicos para bienes de consumo, ha asegurado a los 1.800 empleados de Heineken en Rusia garantías de empleo para los próximos tres años como parte del acuerdo.

Recomendamos

 

Escribe un Comentario