El camino hacia la S es un rumbo cada vez más explorado por las marcas y empresas, ya que en la actualidad los consumidores están más preocupados por las medidas que protegen el medio ambiente.

Cerveza Corona y 4Ocean

Una de las que ha ido construyendo ese mensaje desde hace décadas y se ha comprometido con el planeta, es Cerveza Corona, que en esta semana de los océanos dio a conocer su nueva alianza con 4Ocean para limpiar el Río Motagua de Guatemala. 

La misión viene a partir de las alarmantes cifras mundiales, pues cada año se generan 380 millones de toneladas de plástico y se prevé que este número aumente con el tiempo.

Por eso, esta iniciativa liderada por la marca de Cervecería AB InBev lleva el nombre “River of Change”, y cumple con recuperar el plástico de uno de los ríos más largos y contaminados de Centroamérica a través de barreras fluviales que impiden el paso de los plásticos a los océanos y detienen su propagación desde el origen.

De ríos a océanos

Al ser Corona una empresa líder en la concientización por el medio ambiente, detectó la necesidad que hay en los ríos para recolectar el plástico que llega a ellos a través de diferentes corrientes.

Debido a que funcionan como vías para transportar hasta 5.500 millones de libras contaminantes a nuestros océanos cada año. 

El inicio del desafío parte con el río Motagua, que recorre 480 kilómetros de Guatemala y pasa por su capital, la Ciudad de Guatemala, lugar que cuenta con 3 millones de habitantes y donde existe el único vertedero oficial del país.

Durante las estaciones de lluvia y vientos, gran parte de estos desechos son arrastrados por las condiciones climáticas y llegan hasta el río, que desemboca en el mar del Caribe, donde se alberga el segundo sistema de arrecifes de coral más grande del mundo, el Arrecife Mesoamericano. 

El proyecto de Cerveza Corona y 4Ocean, “River of Change”, es un sistema de barreras diseñado para recoger el plástico que fluye río abajo antes de que llegue al océano.

Se pronostica que incluso durante la etapa de prueba esta contención evite que cientos de miles de kilos de plástico y otros residuos lleguen al mar cada año; además creará puestos de trabajo en la localidad.

Para acceder a más información sobre este proyecto, ingresar a www.4ocean.com.

Residuos con vida útil

Como el 80% de todo el plástico que contamina nuestros océanos procede de residuos mal gestionados, Cerveza Corona en su alianza con 4Ocean está reciclando parte de los desechos y transformándolos en pulseras que financian el proyecto “River of Change” y la limpieza del Río Montagua. 

Estas pulseras están hechas para dar una segunda vida a los residuos que se extraen del río y de esta iniciativa. Con un trasfondo de concientización ambiental, llegan para afirmar el compromiso de Corona con el planeta y representa el cuidado que debemos mantener como especie humana a la naturaleza. 

Sostenibilidad como base

El mensaje y las acciones por mantener el mínimo impacto humano sobre el medio ambiente han sido parte de la historia de Cerveza Corona.

Desde su producción, que apunta a ser carbono neutral para 2040, y que ya produce el 100% de su cerveza con energía renovable; hasta su reciente festival Corona Sunsets World Tour, donde se consiguió dos estrellas en la Certificación Blue de Oceanic Global, que categoriza a las marcas por su gestión de residuos y la eliminación de plásticos de un sólo uso. 

Enrique Arteaga, Brand Manager de Cerveza Corona para Chile explica:

En Cerveza Corona nos enfocamos en desarrollar iniciativas y acciones conscientes con el medio ambiente, para que nuestros consumidores amplíen sus vínculos con la naturaleza y creen hábitos sustentables. Queremos proteger este paraíso, pero también motivar a vivir experiencias únicas y nuestra mejor versión afuera con la mirada This Is Living. Porque estar en contacto con la naturaleza, respetarla y cuidarla es el mayor compromiso que tenemos como marca, que viene desde un equipo Global con variadas iniciativas y que termina acá en Chile con cada una de nuestras acciones sostenibles.

Esta marca que nace en la playa tiene un compromiso continuo con la reducción de plásticos, tanto así que ha excedido su misión para proteger de manera global 100 islas antes de 2020. En Chile, su limpieza de playas ha superado más de 100 localidades, siendo el primer país en recolectar más de 2 millones de metros cúbicos de residuos.

En su última acción, denominada “Plastic Fishing”, se limpiaron más de 2 toneladas de plástico submarino en la Bahía La Herradura, Coquimbo, que se transformarán en espacios sustentables como oficinas y salas de descanso necesarios para la comunidad y el Sindicato de Pescadores de la zona.

Otra de sus iniciativas para concientizar sobre la contaminación en el Día de los Océanos fue  “Plastic Letter”, parte de la campaña “Better World” donde se realizó una carta en la arena de la playa Quinteros con 113 kilos de plástico, donde se leía el mensaje “imagina un mundo libre de plástico”.

Además, para esta ocasión se reciclaron más de 366 toneladas de plástico con el compromiso “botella x botella”, que potenció la idea de que por cada botella de Cerveza Corona vendida, la marca se comprometía a reciclar el equivalente a una botella de plástico.

Uno de los planes más importantes en este ámbito para la marca es Corona Island, su paraíso natural ubicado en Colombia. Esta isla también cumple con la Certificación Blue de Oceanic Global, ya que busca la protección del planeta y los ecosistemas que viven en ella.

Por eso, todos los ambientes están hechos a base de materiales eco amigables, el 70% de la energía se obtiene de paneles solares y no está permitido el uso de plásticos de un sólo uso.

Recomendamos

 

Escribe un Comentario