Científicas chilenas están desarrollando un proyecto centrado en tres compuestos bioactivos clave: el ácido ferúlico, los arabinoxilanos y el resveratrol, todos ellos asociados con beneficios fisiológicos como propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antidiabéticas.

La alta prevalencia de enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el sobrepeso genera la necesidad de explorar alternativas para obtener ingredientes saludables de diferentes fuentes.

Este es el objetivo de un proyecto llevado a cabo por investigadoras del Centro Regional de Estudios de Alimentos Saludables (CREAS), una entidad liderada por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

El proyecto, denominado «Estudio Multidisciplinario de Procesamiento Tecnológico para Mejorar las Propiedades Funcionales y Saludables del Bagazo de Uva y el Residuo de Cerveza de la Región de Valparaíso,» tiene como objetivo abordar la generación de ingredientes saludables para alimentos aprovechando los compuestos naturales presentes en frutas y verduras.

Carmen Soto, investigadora del CREAS PUCV y una de las científicas que participan en el estudio explica:

Nuestro país es el mayor productor de vino de América del Sur y, por ende, genera toneladas de residuos de uva llamados pomaza. Por su parte, la producción de cerveza en Chile genera grandes cantidades de bagazo, otro residuo agroindustrial.

Por su parte, Lidia Fuentes, también parte del proyecto, agregó:

Estos subproductos, que a menudo se destinan a alimentar animales o mejorar el suelo, podrían convertirse en ingredientes clave para alimentos saludables con propiedades validadas. Sin embargo, es necesario determinar cuán fácilmente pueden ser asimilados por el sistema digestivo humano estos nuevos ingredientes, y esa es la pregunta que buscamos responder con este proyecto.

Soto mencionó que el proyecto se centra en tres compuestos bioactivos clave: el ácido ferúlico, los arabinoxilanos y el resveratrol,

Todos ellos asociados con beneficios fisiológicos como propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antidiabéticas.

Fuentes añadió:

Buscamos desarrollar un proceso que transforme los residuos en un ingrediente que se absorba mejor en el tracto intestinal, con el objetivo final de diseñar alimentos saludables que maximicen la accesibilidad, disponibilidad y actividad de los compuestos bioactivos, transformando así los residuos de la industria en recursos valiosos. Con la promesa de crear nuevos superalimentos a partir de desechos. Este estudio, sin duda, promoverá la economía circular en la Región de Valparaíso.

Cabe destacar que el estudio realizado por las investigadoras del CREAS, ubicado en el Campus Curauma de la PUCV, es posible gracias a la adjudicación de fondos del concurso de Fortalecimiento del Desarrollo Científico y Tecnológico de los Centros Regionales 2023, perteneciente a la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), a través de la Subdirección de Centros e Investigación Asociativa.

Recomendamos

 

Escribe un Comentario